domingo, 19 de octubre de 2008

FESSER ERES UN CABRÓN.

Y un maestro...

Javier Fesser toma, se inspira, pero no cuenta literalmente la historia real de Alexia González Barros, y la moldea a su antojo para convertirla en una aventura y en una historia de amor, de las que hace pensar, de las que dejan huella y en definitiva una historia grandiosa.
Aclarando, eso sí, que
no está "basada" en hechos reales, sino "inspirada" en hechos reales, que aunque pueda parecer lo mismo, no lo es, más que nada porque Fesser ha utilizado otros muchos testimonios para recrear el entorno de una familia apegada al Opus y lo que se cuece en las reuniones y las casas de este grupo religioso. Se trata de una historia que tomando como inspiración una historia real y una entidad como el Opus Dei, trata un tema como es el fanatismo religioso llevado a un extremo que estremece por la posibilidad de que una cosa así pueda suceder.
Una de las cosas que más me sorprende de esta peli es que sea dirigida por Javier Fesser, ya que si uno echa la mirada atrás en su filmografía se encuentra con películas como, El Milagro de P. Tinto, o la esperpéntica y horrorosa adaptación al cine de Mortadelo y Filemón, películas que sí que hicieron taquilla y fueron muy sonadas, pero en cuanto a calidad se quedaban en un suspenso o un aprobado muy raspadillo, como es en el caso de El Milagro de P.Tinto. En este caso, con Camino, nos encontramos con una película llena de belleza y sensibilidad, de hecho, es una de las películas más bellas y duras que he visto nunca, por eso el título de la entrada de hoy “Fesser eres un cabrón” ya que la tarde de ayer en el cine fue de lo más lacrimógena y el disgusto duró hasta que pude ingerir un par de rones.

Hasta el momento
Javier Fesser había jugado con la lágrima y la ternura con un cortometraje llamado Aquel ritmillo y que estaba protagonizado por el entrañable Luis Ciges, al cual, en una ocasión pude conocer personalmente en La Casa Encantada y me fascinó por lo encantador y buena persona que era. En la también tierna Cándida, Javier Fesser solo ejerció de productor ejecutivo, ya que la dura pero alegre película de esa señora a la que la vida trató tan mal, estuvo dirigida por el gomaespumero de su hermano Guillermo Fesser.

Camino es una película muy dura, pero a la vez también muy bella ya que la belleza de Camino está en todas partes, en la manera de rodarla, en la mirada de la niña protagonista, Nerea Camacho que interpreta un papelón sin precedentes en lo que a niños actores en España se refiere, o al menos que ahora mismo yo recuerde.
Carme Elias, que pelea con determinación y firmeza en un guión que le acosa constantemente realiza un trabajo encomiable. Pero esa determinación en un momento de la película desaparece, ofreciéndonos con su derrumbe uno de los momentos más espectaculares, duros y emotivos de la película. Carme Elias, saca un sobresaliente alto en su papel, siendo junto con Nerea Camacho, el pilar fundamental que sostenta esta película.
Si
Nerea Camacho junto con su espectacular y a la vez que fantasmagórica mirada, es una revelación muy interesante, otra de las revelaciones interpretativas de la cinta, la posee Mariano Venenciano. En el papel de José, el padre de Camino es el personaje que encarna la duda, y se niega a aceptar la enfermedad de su hija, ya que lo considera antinatural y para nada una fortuna divina, en contra de lo que piensa Gloria, la madre. Sin lugar a dudas es el papel más sincero, natural y real de la película y casi me atrevo a decir que el más dramático. Espero que gane el Goya al mejor actor de reparto, puesto que es increíblemente bueno, una de las mejores interpretaciones que he visto.
Nuria, la hermana de Camino, interpretada por Manuela Vellés es la ausencia, la bondad pero también es incapaz de enfrentarse a todo lo que la rodea. Camino comienza su camino a los cielos tras una dura enfermedad y ella solo tiene admiración y alegría a la vez que envidia. Quizá el papel más flojo entre los personajes importantes, pero con una importancia relevante y muy bien interpretada.

En cuanto a la parte técnica de la cinta, encuentro varias cosas que hicieron que las pupilas me sangraran y se centran todas ellas en la composición y edición digital de algunas escenas. Las pesadillas de la niña y un personaje en 3D que toma una cierta importancia, están hechos de una manera bastante mala, y casi me atrevería a catalogarlo como de serie B. El ratoncillo que se pasea por algunas escenas está hecho, con perdón, como el culo y metido con calzador. Esto último es algo que me cuesta creer, ya que la rúbrica que
Producciones Pendeltón ha puesto en sus cintas en cuanto a la composición digital se refiere ha sido siempre ejemplar, aunque fuese para realizar Mortadelo y Filemón.
No pasa esto con la iluminación, la dirección artística y la fotografía, dirigida esta última por
Alex Catalán.

Al igual que pasó con
Mar Adentro de Amenabar y otras muchas películas que se han estrenado en las pantallas españolas, Camino ha levantado polémica porque “con la iglesia hemos topado” y encima con una de sus sectas, el Opus Dei. Pero en esencia yo creo que la película es una feroz crítica ya no al Opus, o a la iglesia en sí, lo es más bien a los radicalismos religiosos, que siempre son malos, como lo son todas las posturas radicales.
Y es evidente que en películas como estas, hay que guionar historias que adopten al espectador para que se acomode en su butaca y disfrute, es evidente que hay que meter elementos ficticios, aunque la base sea un hecho real. Os imaginais por un momento que en
Titanic no hay historia de amor, y nos cuentan como fue el hundimiento y punto…. o en Mar Adentro, en vez de poner a una chica enamorada, la plana Belén Rueda, nos ponen a una persona cuyo único discurso es… me quiero morir, me quiero morir, sin nada más que contarnos. Sería un autentico coñazo de película, y eso es lo que Javier Fesser y todo su equipo han intentado que no suceda, nos cuentan un hecho real, que podrá gustar más o menos y levantar más o menos ampollas, pero lo ha moldeado a su gusto, y lo ha hecho magníficamente ofreciéndonos a los espectadores una de las historias de amor más intensas y bellas que he visto nunca en la pantalla. Esta es una película de actores, dónde la esencia, lo bueno y lo bello reside en sus interpretaciones que son increíbles y que merece la pena ir a verla, aunque uno sea de lagrimilla fácil y salga acongojado del cine, toda una experiencia.
Hay que ir al cine, hay que verla y hay que forjarse una opinión sobre el tema y después que cada uno piense libremente.

GUIÓN: 8
INTERPRETACIÓN:
10
DIRECCIÓN:7

Nota Final: 8,3 NOTABLE.

A más ver.

Joserra.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Sobre la película Camino, basada en la vida de Alexia, cito los comunicados de la famila de Alexia González Barros, cuyos 4 hermanos aún viven. Me parece que son elocuentes:

* Fesser en "Camino" se sirve de Alexia González Barros: primer comunicado
* "Camino" de Javier Fesser carece de la autorización de la familia de Alexia González Barros: segundo comunicado
* Grave e injusto error demencial: carta abierta de uno de los hermanos de Alexia a Javier Fesser
* Camino de Fesser y Alexia: película y realidad, por Ninfa Watt ex alumna del colegio en el que estudiaron las hermanas González-Barros y amiga de la familia
* "Le ruego que deje de maltratarnos": carta abierta de José Damián, hermano de Alexia González-Barros, a Javier Fesser, director de la película "Camino" (19.oct.08)

Más información en la web oficial de Alexia González Barros http://www.alexiagb.org

Estos textos se pueden leer también en: http://www.opusdeialdia.org/

Anónimo dijo...

Felicidades por tu blog, lo leo algunas veces y estoy pendiente de ver la peli. Dos simples cositas: No es Manuela Vallés, sino Vellés, el apellido de la actriz. Y la productora es "Producciones Pendelton" y no Peldentón, pero vamos, que haces una buena crítica.
Saludos.

Joserra busca su sitio dijo...

Muchas gracias por tus palabras y por la corrección, ya están corregidos los errores que me comentas.
Gracias.

Anónimo dijo...

sugerencias de la noe: es espeluznante ver la página nombrada por el primer anonimo...señores y señoras...de donde han sacado a la gente del opus dei? que cierto es que el dinero lo puede todo, hasta el afecto y el amor de una trágica enfermedad que se camufla frente al fervor de una religión que sigue EXCLUSIVAMENTE los pasos del dinero. yo que soy lo peor y no tengo respeto digo: ojala y desaparezcan todo este tipo de sectas y dejen libremente pensar a la gente...el OPUS DEI ES UNA SECTA ADINERADA. ojala alexia pudiera decirnos la verdad...

Anónimo dijo...

cuando alguno de vosotros, sepa decirme por que demonios ( nunca mejor dicho) se hizo de Escrivá de Balaguer un...lo que sea..que me lo diga...eso si que cuente la pura verdad...lanoe.

Arturo Aldaz dijo...

Fesser está currando a tope para promocionar publicitariamente su peli.

Después de las broncas que ha armado con la familia de la niña, a la que maltrata con verdadera mala leche, este fin de semana -qué casualidad, precisamente este fin de semana, tan decisivo económicamente para su película- escribe una carta al opus.

¿No podían dejarnos a los espectadores que sacásemos nuestras propias conclusiones sin tanta publicidad?

¡Lo que tienen que trabajar los directores de cine para que el personal hable de ellos y vaya a ver sus pelis!

Joserra busca su sitio dijo...

Inspirada no basada, y en eso no se ha detractado ni un ápice... Si el Opus dejara de leer entre líneas mensajes que no existen en la película, posiblemente la película no tendría tanta publicidad.
Fesser sería idiota si no promocionara la película, que para eso la ha hecho.
En "La Vida es Bella" un padre le cuenta a un niño que la segunda guerra mundial y el exterminio que los nazis hicieron sobre la población judía, era solo un concurso para ganar un tanque, deberíamos tomar esa teoría como buena, y considerar la segunda guerra mundial, un simpático concurso?? Por favor seamos coherentes, se trata de cine...

G.Samsa dijo...

Joserra, ni puto caso a los detractores. Por lo que más quieras ¡¡¡ESCRIBE!!! Ya sé que haces unas fotos increíbles (el desnudo/homenaje a lo Mapplethorpe por ejemplo) pero es que escribiendo lo bordas. Creeme que escribir bien y conseguir el efecto que buscas en el lector es muuuuucho más dificil que la fotografía (bueno, eso creo).
Saludos --> G.Samsa

PD.: soy un poco disperso así que no recuerdo si te lo he dicho ya, pero so puñetero ¡¡¡ESCRIBE!!! hasta que te duelan las manos.