sábado, 8 de septiembre de 2007

Hay más espíritus perversos con apariencia humana que demonios habitando en los valles del infierno, pero la bondad la ternura y el amor, también están en su corazón.

Por fin después de mucho tiempo, no me siento como unos de esos espíritus.

Gracias Eire.

Supongo que ha llegado el momento de recuperar ciertos pasos perdidos, de charlar con ciertas personas nunca olvidadas y de deshacerme del lastre.

4 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Farala dijo...

Eso, fuera lastre, que es una jodienda. Oye(s), que nos tienes en un sinvivir. ¿Habemos laborum o en toavía no?

Ann O'Nadada dijo...

Me alegro mucho, chiquitín. :)

Lisko dijo...

Ya sabes lo que pienso al respecto. Lo importante es tener la conciencia tranquila, y no crearnos problemas de la nada...

Por cierto, al final ayer la llegada a casa fue bien. Me puse un poco chulín, pero me senté a ver SuperModelos 2007 y me dormí zzZZzzZZZzzzz..

PD: Trabajo con homoerectus! (no valen chistes fáciles)