jueves, 29 de mayo de 2008

SE CAMBIAN NOVELAS

"Desde la consciencia de tu pequeñez, podemos hacer tantas cosas..."  Nacho, en clase y de risas.


     Así como Farala nos comenta en su último post, compartiendo enunciado con Ann en su también postrera entrada, se plantea la eutanasia o la extinción de su archifamosísimo y estupendísimo blog, a mí se me pasa por la cabeza hacer lo correcto y seguir los pasos de Farala o de Ann... pero después lo pienso y me digo a mí mismo: Pues menuda pérdida de tiempo que has tenido entonces con esto de los blogs, si aún no has contado nada interesante y tienes menos visitas que el bar de Tamara o Yurena o como coño se llame el esperpento ese. Después veo a Luismito diciéndome siempre que actualice, y como cierto es, que me gusta escribir algo de vez en cuando, por aquello de no olvidar y mejorar mi patética y nula destreza en materia de redacción, volatilizo la idea de la extinción o eutanasia sobre este “cuartito pa mi cosas” y me animo a actualizar, aunque pereza me está costando escribir estas líneas.


Dicho y hecho... echo por la boca mientras mis dedos teclean casi sin mirar al teclado, un escueto resumen de lo que me ha pasado por la vida últimamente:

  • He cumplido 29 años.
  • Suspendí el primer examen de mi Master, por culpa del Inglés.
  • He conocido a unos famosillos, muy majos todos ellos.
  • He aprendido a jugar a Lobos y me encanta, pero me pone de los nervios.
  • He ido a París. Sin lugar a dudas, un viaje inolvidable.
  • Mis condiciones laborales dentro del mundillo “pornil” han cambiado.
  • He perdido seis kilos.
  • Me he dado un atracón de bollos y alguno que otro de encurtidos también.
  • Voy al gimnasio. El más pijotero y caro del centro de Madrid.
  • Aprobé el teórico de conducir y ahora estoy con las prácticas.
  • Tengo una olla rápida y una batidora.
  • Tuve una diarrea.
  • He conocido a Txus, uno de los descubrimientos de este 2008.
  • Sigo esperando.
  • Me toca pagar en la última declaración de la renta.
  • Casi vomito con el Chiki Chiki en eurovisión.
  • Casi vomito más con Russia y su horrible actuación.
  • Casi me tengo que autoextirpar la bilis con los comentarios del chaquetero de Urribarí.
  • Cada día estoy más colgado.
  • He plagiado a Dexter y Anda la Osa! de un solo golpe.


Pues ya está, como veis una vida interesantísima y con pocas novedades. 


  Pero os quiero hablar de una frase que he leído hoy y que me ha sorprendido muchísimo mientras compraba un mechero, rojo, pequeñito y de Bic, en una papelería situada en la calle donde se ubica mi antigua residencia. SE CAMBIAN NOVELAS!

Pero qué arte!. El atracativo dependiente o papelero... no sé, lleva años con ese cartel pegado en la puerta de su humilde negocio... SE CAMBIAN NOVELAS. 

  Una fase que me evoca un verdadero sentimiento revolucionario y bohemio. De repente me ha dado por imaginar que este señor, pudiera perfectamente hacer eso en épocas de antaño, donde la libertad de expresión y de lectura, eran un bien que nadie o muy pocos tenían, y con este método intercambiar con amantes a la lectura, textos prohibidos o censurados, eróticos, ensayos políticos, novelas con mensajes encriptados.

Este señor calvete, con pinta de intelectual y su guardapolvos, me ha inspirado tremendamente, tanto, que me he animado a actualizar hoy mi olvidado blog.


     A veces uno encuentra la inspiración donde menos se lo espera, hoy mismo a mí en una pequeña papelería con una mezcla de olores que me fascina, el olor a prensa y biblioteca. Dicho así podría dar a entender que me fascina leer, y hombre no me disgusta, pero tengo un perezón encima de mucho cuidado para ponerme a leer ahora cosas nuevas, bastante tengo ya con los manuales de formatos de vídeo en HD, y manuales de Final Cut y Shake, que me tiene un poco hasta la pepitilla, aunque adoro lo que hago, pero hasta la pepitilla.

  El calvo señor de la papelería me ha hecho mucha gracia, no tanto por el hecho de que yo sabía quien era él y él no tenía ni idea de quién era yo, más bien porque me ha sorprendido muchísimo que alguien desde su pequeño y modesto negocio, mantenga viva una idea tan genial como esa, a pesar de internet y la proliferación de blogs tan inútiles como este, a pesar de los pesares y a lo largo de los muchos años que lleva ese cartel de SE CAMBIAN NOVELAS. Es una ilusión, y las ilusiones son las que nos mantienen vivos, las que nos hacen levantarnos por la mañana y en definitiva las que hacen girar al mundo.

Siga usted cambiando novelas.


A más ver.

Joserra.



Mi foto para hoy.

 

3 comentarios:

El Señor Guayo dijo...

me has dejado sin palabras con eso de que se cambian novelas ..... me ha resultado taaaaan familiar.

Ya me contarás quién es ese señor de las novelas que quiero pasarme por su tienda un día de estos

Joserra busca su sitio dijo...

Ok, un día de estos te llevo a la tienda para que lo conozcas. :P

Maria dijo...

Hacia tiempo que no oiga una frase asi:
"Es una ilusión, y las ilusiones son las que nos mantienen vivos, las que nos hacen levantarnos por la mañana y en definitiva las que hacen girar al mundo."
Fantastica, me encanta cuando en un blog aparte de escribir algo cotidiano se utilizan frases tan brillantes como esa, frasen con un grandisimo fondo, y capaces de hacer que a una se le hericen los pelos...

El cambio de novelas tremendo, hace años que no sabia de carteles asi, me encanta, en cierto modo no se esta perdiendo el contacto humano, las viejas y pequeñas costumbres que nos han ido identificando a lo largo de la historia.. simplemente maravilloso

No dejes de escribir que me encanta cuando lo haces

Un beso enorme